28 julio, 2006

Bodas, resurrecciones y tráfico de órganos.

Hoy voy a hablar de rumores, que el verano se presenta de lo más entretenido. Uno de los más comentados es la supuesta (presentadora de TVE y vicepresidenta primera del Gobierno respectivamente). Media España está deseando que la vice coja vacaciones para descubrir dónde va a ser la luna de miel (insisto: Astorga; aunque ya casi no llegan a las fiestas astur-romanas).

Un rumor que lleva tiempo de boca en boca es una presunta resurrección de Jesús Gil, que según las malas lenguas habría fingido su propia muerte para evitar la operación Malaya. Son las malas lenguas las que sitúan a don Jesús en Buenos Aires o en algún otro punto de Sudamérica. Resumo: la corrupción en Marbella era tal que las mafias del Este quisieron apuntarse al negocio; don Jesús Gil se opone a lo que considera una intromisión en su cortijo, pero Juan Antonio Roca (cerebro de la trama) no cede en su empeño de sumar a los rusos al negocio y atar así todos los cabos. La solución de Roca fue salomónica; si el problema eran las mafias, las mafias deberían resolver el problema... Jesús Gil, que captó la indirecta, se las ingenió para desaparecer... La estratagema fue tan meticulosa que solo su hijísimo, Gil Marín, estaba al tanto. El resto de la familia se enteraría unos meses más tarde, cuando los medios ya se habían distraído. Al parecer hay implicados dispuestos a colaborar con le Justicia hasta el punto de devolver a don Jesús al mundo de los vivos.

El último rumor de hoy tiene como protagonista a una mujer de mediana edad que había entrado a última hora en una tienda china (conocidas por vender de todo). El caso es que con la buena señora dentro y su marido esperando fuera, el dueño de la tienda comenzó a cerrar... Y terminó. El marido llamó a la Policía, que entró en el local por la fuerza y encontró a la mujer en el sótano, desnuda y atada a una mesa; sobre su cuerpo estaban marcados los órganos vitales. ¿Rumor, leyenda urbana o realidad? Los hechos habrían tenido lugar en León, y la tienda en cuestión sigue precintada por la Policía...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta klaro ke es un bulo tremendo lo de la paisana esa. Es mas, salio una noticia kreo ke en el Diario desmintiendolo.
Lo de Gil, me parece de muy mal gusto (lo dice un madridista) decir ke fingio su muerte...
Y lo de Mª Teresa Fernandez de la Verga (ups)... ya veremos komo respiran.
Mr_Skunk

Yorch dijo...

Lo del chino es un bulo, lo que pasó es que cuando llegó la Policía la tía ya estaba fuera (estaba en un probador y el chino no la vio)... Pero la tienda no tenía licencia de apertura, y por eso la precintaron. Yo he contado la versión que me llegó a mi, que vende mucho más. XD

Imogen dijo...

chiquillo, como sigas creyéndote cosas de esas...te veo de redactor en TNT dentro de un par de años ;)

Yorch dijo...

Ojalá, imogen, ojalá... Se me ocurren pocos trabajos más divertidos que ese.